Interrupción del Embarazo

Aseguramos la intimidad y confidencialidad en el tratamiento de todos los datos personales.

En León y su provincia sólo el  CENTRO GINECOLÓGICO BUENAVISTA está especializado y autorizado por la Consejería de Sanidad  para la interrupción voluntaria del embarazo hasta las 14 semanas de gestación.

La interrupción voluntaria del embarazo (IVE) o aborto provocado (AP) es «la finalización  intencionada de un embarazo cumpliendo la legislación vigente».

La Ley 2/2010 de salud sexual y reproductiva e interrupción voluntaria del embarazo reconoce el derecho a una sexualidad en libertad, consciente, placentera y saludable, a la maternidad libremente decidida y a la interrupción voluntaria del embarazo.

MÉTODOS

Los y las profesionales de Clínica Buenavista, al igual que ACAI, consideramos que, tanto el método farmacológico como el instrumental son métodos diferentes pero válidos para realizar un aborto en las primeras semanas de gestación; igual que pensamos, que la mujer tiene que ser informada y asesorada para que pueda elegir, sin imposiciones, el método más acorde a sus circunstancias personales, sociales y médicas

MÉTODO INSTRUMENTAL

Este método consiste en una dilatación progresiva del cuello del útero para introducir sin dificultad una pequeña cánula de plástico a través de la cual se realiza la aspiración hasta que ecográficamente se ve un útero vacío y contraído.

Las técnicas instrumentales: dilatación y aspiración, utilizan las aperturas naturales del cuerpo para vaciar el contenido uterino, no se considera un método quirúrgico, no hay cirugía. Es una técnica poco invasiva, que dura unos minutos; y se puede realizar con anestesia local o general (si se quieren evitar los dolores y molestias) y siempre con control ecográfico durante todo el proceso y después de la intervención. En cualquier caso, con anestesia local o sedación, la mujer puede abandonar la clínica en unas horas: con unas indicaciones y medicación profiláctica (en algunos casos) y analgésica.

MÉTODO FARMACOLÓGICO

Se realiza en gestaciones inferiores a las 7 semanas y siempre que no haya una contraindicación médica para el uso de estos medicamentos.

Este método consiste en la combinación de dos fármacos con diferentes dosis y vías de administración. Es un proceso que empieza con la toma del primer fármaco, y no acaba hasta que no se confirma ecográficamente la expulsión completa del contenido uterino; por lo que se precisan varias visitas y controles ecográficos en la clínica (el aborto por este método, puede tardar desde unas horas a varios días o semanas).

Si la técnica no resulta totalmente efectiva hay que repetir la medicación y en algunos casos, recurrir a la aspiración para terminar el proceso y completar el aborto.

GARANTIZAMOS LA REALIZACIÓN DE LA INTERRUPCIÓN VOLUNTARIA DEL EMBARAZO SIN DOLOR Y ABSOLUTA CONFIDENCIALIDAD

ENVÍANOS TU CONSULTA

¿Necesitas más información?
Nosotros aclararemos todas tus dudas