Infecciones de transmisión sexual

Se habla de Enfermedad de transmisión sexual o ETS para referirnos a una infección que ya ha manifestado los síntomas de la enfermedad en la persona infectada

Las Infección de Transmisión sexual o ITS, son infecciones que afectan tanto a hombres como a mujeres de cualquier etnia, estrato social y edad, que se adquieren fundamentalmente a través de contactos sexuales vaginales, anales o buco-genitales, muchas ITS pueden transmitirse de madre a hijo durante el embarazo o el parto y también por agujas compartidas.

Las ITS más comunes son: VIH/SIDA, sífilis, gonorrea, herpes genital, clamidia, ureaplasma/mycoplasma, hepatitis B y C ,tricomonas, VPH (virus papiloma humano) y verrugas genitales (condilomas). Son  infecciones  causadas  por  bacterias, virus, hongos o parásitos y pueden presentar una diversidad de  síntomas o  ninguno ,por lo que pueden  ser invisibles y pasar desapercibidas, por esta razón y porque aunque no se  tengan síntomas, se puede transmitir la infección, es necesario, para reducir el riesgo de contagio:

  • Realizar pruebas de detección,
  • Utilizar correctamente preservativos y/o cuadrantes de látex
  • Informar a tu pareja o parejas si tienes alguna ITS.

Los síntomas más frecuentes que pueden hacer sospechar la presencia de una ITS son:

  • Signos extraños en tus genitales, zona bucal o perianal
  • Lesiones, llagas en la boca o manchas en la piel
  • Flujo vaginal u anal diferente al habitual
  • Dolor o ardor al orinar o en las relaciones sexuales
  • Secreciones del pus en los genitales (vagina, pene o ano)
  • Bultos en las ingles, etc.

Preguntas frecuentes

¿TODAS LAS ITS TIENEN TRATAMIENTO?

Todas las infecciones de transmisión sexual tienen tratamiento, pero no todas tienen cura; en unas, como es el caso de las  causadas por bacterias, protozoos y parásitos (sífilis, gonorrea, clamidia, mycoplasma/ureaplasma y tricomoniasis etc.) es posible erradicar el microorganismo que las provoca, con antibióticos en la mayoría de las situaciones ,en otras, como en  las infecciones víricas (VIH/sida, herpes genital, papiloma humano (VPH), hepatitis B y C, no existe  cura ni tratamiento para acabar con el virus, pero si  se pueden  tratar  y aliviar los síntomas con tratamientos antivirales ,prevenir y acortar la duración de los brotes como en el caso del herpes genital  y mejorar la calidad de vida. También existen algunas  vacunas para prevenir el desarrollo de la enfermedad: vacuna hepatitis B y vacuna contra VPH( el VPH no tratado puede relacionarse con algunos cánceres)

Si se  tienen síntomas evidentes o preocupantes se debe realizar la prueba cuanto antes y no esperar el periodo ventana; pero es importante diferenciar entre infección y enfermedad, porque como no todas las personas infectadas tienen signos clínicos, el diagnóstico no puede basarse en la sintomatología y se debe consultar en el caso de sospecha de contagio.

Un tratamiento adecuado  puede ayudar con los síntomas y mantener  la enfermedad controlada

¿PORQUÉ ESPERAR UN TIEMPO PARA REALIZAR PRUEBAS DE ITS?

 Porque para que los resultados  de una prueba de ITS sean precisos y fiables tiene que transcurrir un tiempo desde la exposición al agente infeccioso: periodo ventana.

Cada enfermedad y cada prueba  tienen un “periodo ventana “que es recomendable respetar para  poder detectar la infección, cuando no hay síntomas evidentes o sospechosos de la enfermedad.

PERIODO VENTANA ORIENTATIVO DE LAS PRINCIPALES  ITS

  • SÍFILIS:3 semanas
  • GONORREA:1 semana
  • TRICOMONIASIS: 7 a 21 días
  • CLAMIDIAS:2-3 semanas
  • HEPATITIS B:30 a 60 días( mediante antígeno).
  • HEPATITIS C: 3 meses si es una prueba de anticuerpos y 2 semanas con pruebas de carga viral.
  • VIRUS DEL PAPILOMA HUMANO(HPV), y VERRUGAS ANOGENITALES(condilomas), 2 a 3 meses
  • VIH : 1º prueba dual de antígeno/anticuerpo entre 20 y 45 días  del contacto de riesgo, y una 2º prueba definitiva de anticuerpos a los 90 días. Por PCR 10-15 días.
  • HERPES GENITAL(HSV de tipo 2): 7 a 10 días.

Un resultado negativo cuando se ha realizado la prueba inmediatamente después de la situación de riesgo, puede significar  que no ha pasado el tiempo suficiente  para detectar: virus, bacterias, hongos y parásitos, o  que podrían estar presente pero en una cantidad por debajo del límite de sensibilidad de la prueba y va a ser necesario repetir la prueba en otro momento.

 No malgastes tu tiempo y tu dinero  haciendo pruebas antes de tiempo pero si tienes síntomas compatibles con la infección no esperes el periodo de ventana.

¿EN QUÉ CONSISTEN LAS PRUEBAS PARA LA DETECCIÓN DE ITS?

Existen diferentes pruebas para el diagnóstico de  las distintas ITS:

Pruebas serológicas de VIH, Lúes(sífilis) y virus de las hepatitis B y C, mediante análisis de sangre para detección de antígeno  y anticuerpos .

Pruebas de ADN mediante técnicas de PCR , para detectar los agentes etiológicos que causan la infección y la carga viral. Se realizan a través de muestras biológicas que recoge en consulta urólogo o ginecólogo. Son pruebas especialmente  sensibles y que reducen el periodo ventana de forma significativa, se utilizan para el diagnóstico de: clamidia, gonorrea, ureaplasma/mycoplasma, infección de HPV (Condilomas acuminados), herpes genital etc.

¿CÓMO SABER QUE PRUEBA DE ITS REALIZAR?

Algunas ITS se manifiestan de forma parecida  por lo que hay que tener  en cuenta cada caso y  situaciones como:

  • Si tienes síntomas o no y de qué tipo.
  • Si eres sexualmente activo/a y si usas o no protección en tus relaciones.
  • La cantidad de personas con las que has tenido sexo.
  • Si has tenido o tienes comportamientos sexuales de riesgo sin protección.
  • El tipo de práctica sexual
  • Si tu o tu pareja habéis tenido una ITS en otro momento.
  • Si tienes otras conductas de riesgo como compartir agujas para inyectarte drogas.

Si estás expuesto a cualquiera de los factores de riesgo, debes realizarte pruebas de detección del VIH y otras enfermedades de transmisión sexual.

¿QUÉ HACER SI ME ENTERO QUE TENGO UNA ITS?

  • En primer lugar consulta a un profesional de la salud y sigue sus indicaciones.
  • Debes comunicárselo a todas las personas con las que tienes o has tenido relaciones sexuales .
  • No dejes de usar correcta y sistemáticamente métodos barrera aunque tengas confirmada una ITS.

La prevención, el diagnóstico y el tratamiento precoz de la persona afectada y de sus contactos sexuales, la mejor manera de luchar contra las infecciones de transmisión sexual (ITS) y de evitar complicaciones

¿CÓMO SE TRANSMITE EL VIH?

  • El VIH (Virus de Inmunodeficiencia Humana) es un virus que cuando se introduce en el cuerpo de una persona puede causar SIDA (Síndrome de Inmunodeficiencia Humana).

    Para que el virus VIH  se transmita se tienen que dar estas condiciones:

    1. 1. Debe existir un líquido o fluido con suficiente cantidad de VIH.

    Sólo algunos líquidos corporales pueden transmitir el virus. Son líquidos transmisores: sangre, semen, fluidos vaginales y leche materna.

    Hay otros líquidos que pueden tener virus pero  no en cantidad suficiente, por lo que no pueden transmitir el VIH. Son líquidos no transmisores: las lágrimas, el sudor, la orina, la saliva y las deposiciones.

    El líquido preseminal  tiene un riesgo potencial porque depende de la cantidad y la concentración VIH (no se ha demostrado si este fluido tiene o no capacidad infectiva).

    1. Debe existir una vía de entrada por la que se introduzca cualquiera de los líquidos transmisores con el VIH. Estas vías de entrada se pueden encontrar en la piel (heridas abiertas) o en las mucosas: boca, glande, paredes del interior de la vagina y ano…

    Para infectarse no es suficiente entrar en contacto con un fluido infectado, el VIH debe penetrar en la corriente sanguínea.

    Lo más común, es que las personas lo contraigan o transmitan a través de sus comportamientos sexuales o del uso de jeringas o agujas. Los bebés también pueden contraer el virus de su madre VIH positiva durante el embarazo, el parto o a través de la lactancia materna.

¿CÓMO NO SE TRANSMITE EL VIH?

  •  El VIH no se transmite de ninguna de estas maneras:

    • Al dar un abrazo, dar la mano, usar el mismo inodoro, compartir platos o dar besos de boca cerrada (o “besos sociales”) a una persona que sea VIH positiva.
    • A través de la saliva, las lágrimas o el sudor que no esté mezclado con la sangre de una persona VIH positiva.
    • A través de los mosquitos, las garrapatas y otros insectos chupadores de sangre.
    • A través del aire.

    Solamente ciertos líquidos corporales, la sangre, el semen, las secreciones rectales, las secreciones vaginales y la leche materna de una persona infectada por el VIH pueden transmitir el virus

    El líquido preseminal, tiene una baja cantidad de VIH, y por lo tanto un riesgo potencial, aunque no hay estudios que avalen su capacidad infectiva ni lo contrario. El riesgo teórico puede ser mayor cuando hay una eyaculación seminal previa porque puede contener resto de semen en el líquido pre seminal.

ENVÍANOS TU CONSULTA

¿Necesitas más información?
Nosotros aclararemos todas tus dudas